CÓMO REALIZAR EL DISEÑO DE UN FOLLETO, TRÍPTICO O DÍPTICO
El tríptico es uno de los medios de comunicación gráfica impresa más habituales para dar a conocer cualquier acto, producto o servicio, y por ello es preciso dedicar un poco de atención a su diseño para que resulte atractivo a nuestro cliente y no pase desapercibida nuestra publicidad.
Diseñar un tríptico tiene como objetivo fundamental estudiar el despliegue del folleto: estudiar cómo se leerá el mensaje que se quiere trasmitir al desplegar el folleto y que el mensaje marque o impacte al usuario.
Por ello hay que conocer las formas de plegado, tamaños y, sobre todo, tener la información orientada al lector.
Características básicas de un tríptico
Un tríptico está compuesto de 6 caras (3 paneles o palas; un díptico presenta 4 caras) y dos pliegues (un díptico tendría un pliegue) y puede tener orientación vertical u horizontal.
Un tríptico puede imprimirse a un color, a dos o a cuatro (todo color) o más (cuatro colores + tinta plana y/o barniz, etc).
Pueden ser de distintos tamaños una vez desplegados (los más habituales son de DIN A4 y DIN A3).
Puede ver los formatos de trípticos y dípticos más populares en cuanto a tipos de plegado, obteniendo una clara diferenciación gráfica de unos trípticos respecto a otros.
Las formas de plegado de un tríptico suelen ir asociados al diseño particular que se realice. Veamos algunos casos:
Plegado en C. Es la forma de plegado más habitual. Se pliega la hoja en partes iguales hacia adentro. Así, un DIN A4 queda plegado en 210 x 99 mm (99 x 3 = 297 mm).
Plegado en Z. Es otra forma de plegado también habitual. Se pliega la hoja en partes iguales pero en forma de Z (una hacia adentro y otra hacia fuera). Así, un DIN A4 quedaría plegado en 210 x 99 mm (99 x 3 = 297 mm), pero la superficie visible sería 210 x 198 mm. Este tipo de plegado es muy habitual cuando se quiere presentar la información dualizada o separada: por un lado una información y por el otro, otra diferente.
Plegado en U. También conocido como ventana, es un plegado en el que los laterales se cierran hacia adentro “en forma de ventana o menorquina”.
Estas son las formas más usuales, pero existen otras opciones de plegado y acabados en base a la creatividad del diseño, a los cortes de guillotina y a la originalidad del formato.
Características de diseño de un tríptico
Un tríptico es un medio de comunicación que presenta un mensaje claro y definido dentro de toda la gama de productos o servicios que en su empresa o institución puedan ofrecer.
Un tríptico no suplanta a un folleto, un dossier o un catálogo general de toda la gama de productos o servicios, sino todo lo contrario. Realza y enfatiza el objetivo particular que Ud. persiga de un servicio o un producto.
Observe, por ejemplo, el caso de un banco. Un banco es generador de gran cantidad de folletos, dípticos, trípticos... pero cada uno contiene un mensaje, tiene un objetivo y en ese “espacio” se promociona y se ofrece una información total del producto.
Nuestro apartado de Guía básica de diseño de carteles, posters y trípticos está también a su disposición para ayudarle en el diseño de sus trabajos.
Sobre el diseño del interior del tríptico.
Consideremos un tríptico habitual, el de plegado en C (en tres partes iguales). En este caso, el diseño gráfico del interior puede presentarse de dos formas:
a) Cada panel presenta una información diferente (un nivel distinto de información). Las líneas de plegado, entonces, ayudan a separar y organizar la hoja abierta en espacios de lectura más pequeños.
b) La otra opción es lo opuesto: no considerar/respetar los pliegues de los trípticos y su separación visual y mostrar los elementos gráficos (texto, fotos, dibujos) a lo largo de toda lo hoja, de tal manera que la apariencia es de un cartel o un pequeño póster. Es un sistema que ofrece más opciones de diseño.
El uso de uno u otro medio de presentación de la información depende de la cantidad de información, de cómo está clasificada entre sí, etc.
Sobre el segundo panel de un tríptico.
El segundo panel de un tríptico (al abrir un tríptico, el primer panel abre a la izquierda y el segundo es el que abre a la derecha) es quizás el más importante y el difícil de “usar” y diseñar. Son muchos los clientes que nos plantean la dificultad de “usar” ese panel e insertarlo en la publicidad de todo el tríptico. Desde Urdanizdigital.com proponemos dos soluciones:
a) Utilice y diseñe el segundo panel como una extensión de la cara interior izquierda. En los países occidentales leemos de izquierda a derecha, así que el lector, al abrir el folleto, irá a la izquierda, leerá hacia la derecha y continuará leyendo el segundo panel. Lo importante está al abrir el segundo panel ya que se encontrará con un mensaje (que inicialmente estaba “escondido”) presentado como una unidad en los dos paneles que estaban ocultos.
b) Utilice el segundo panel como una información adicional con información distinta. Para ello, emplee colores contrastados, diseños claramente diferenciados del resto del folleto. También puede emplear este segundo panel para un cupón de envío de Correos o de fax para ampliar información o para una inscripción a un curso, por ejemplo.
Sobre el contenido del tríptico.
Si dispone de 2 informaciones claramente diferenciadas o contrastadas pero que hacen referencia a un único tema común, considere realizar el diseño del tríptico con forma de plegado en Z. Este diseño le permite separar claramente la información entre ambas caras, sin que se mezclen o confundan entre sí.
Sobre la pala de atrás del tríptico plegado tradicional (en C).
Es muy habitual descuidar la parte de atrás de un tríptico. Quizás porque pensamos que el cliente o usuario siempre va a comenzar a leer de principio a fin el folleto, en el sentido occidental del término.
Sin embargo el tríptico al colocarse en la mesa o el mostrador o el portafolletos de sobremesa, puede quedarse con la cara posterior hacia arriba. Es por ello que se debe cuidar la información y el diseño de esta cara del tríptico, por las posibilidades comerciales que ofrece.
Lo mejor es diseñar esa cara (la última) del tríptico como una que debe ir con información completamente aparte del resto del tríptico. Coloque la información de contacto con la empresa, o bien resuma su gama de productos, o promocione su página web o realice un resumen de la empresa y sus servicios...
Si el tríptico es para realizar un mailing sin sobre y remitirlo por Correos.
En este caso, considere las normas de diseño y envío que dispone Correos o la empresa de reparto publicitario que corresponda. Tenga especial atención a las etiquetas de envío, gramaje de papel, tamaños máximos y mínimos del tríptico...
Puede consultar en la página web de Correos las características del envío de mailings (publicorreo).
¿Y qué debe aparecer en el tríptico?
El contenido de un tríptico y los gráficos o fotos empleados son importantes porque el espacio que dispone es pequeño frente a un catálogo.
Antes de comenzar hay que plantearse un guión escrito que responda a estas preguntas: ¿A quién va dirigido? ¿Qué idea básica y fundamental presento en el tríptico? ¿Cuándo lo presento: fecha de inicio, promoción...? ¿Cómo lo presento?
Y por encima de estas preguntas, una: ¿Qué le interesa leer al cliente? El cliente debe obtener un beneficio (tangible o intangible) al ver su publicidad.
Estas preguntas, a modo de test, ayudan a determinar qué es lo que estamos ofreciendo a nuestros clientes, ayudan a reducir los gastos de publicidad sin resultados comerciales y ayudan a rentabilizar la comunicación con los clientes.

El equipo comercial y de diseño gráfico de Urdanizdigital.com está a su disposición para responder a sus consultas y facilitarle su presupuesto sin ningún compromiso en la dirección atencion_clientes@urdanizdigital.com.
Volver a Impresión de folletos trípticos y dípticos